Tipo Zapata

En años previos, los sellos para los tanques cilíndricos —destinados a contener combustibles—, no eran tan especializados, su vida útil y efectividad eran cortos a comparación de los actuales. No se contaba con la tecnología, el conocimiento para lograr su función y requerimientos de los contenedores de la actualizad.

 

Los sellos primarios o también conocidos como de “tijera” o “zapata mecánica”, fueron patentados en la década de los 80’s. La función básica de estos sellos es conservar parte de la estabilidad de la membrana, el nivel y mantenerlo en su posición adecuada para evitar el escape de emisiones del contenido del tanque.

 

Su estructura está hecha de acero inoxidable por sus características de durabilidad y eficiencia. La mayor ventaja del mecanismo es la capacidad de adaptarse a las paredes del tanque sin importar que tan deformado se encuentre: pueden abrir de 3 pulgadas a 12 en casos habituales y en casos especiales hasta 18 pulgadas. Por ende garantiza que la estructura se encuentre en contacto continuo con las paredes del tanque por medio de estos sellos, reduciendo enormemente las brechas y las pérdidas por evaporación.

 

En comparación a otros tipos de sellos, el tipo zapata ofrece un mayor tiempo de vida útil. No necesita soldadura. Su estructura individual de cada zapata proporciona el elemento de no ser necesario atornillar entre ellas, con esto se pueden instalar o remover manualmente cada uno de estos sellos, sin afectar al resto que estén instalados al contorno de la membrana. Ofrece superioridad en casi todos los aspectos importantes ante otro tipo de sellos (incluso supera casi por completo al sello tipo SM1 en sus características).

 

Una vez ya instaladas las zapatas, pueden ser reemplazadas desde la parte superior del techo flotante exterior sin necesidad de poner el tanque fuera de servicio; esto representa una enorme ventaja y causa un ahorro de costos de mantenimiento, facilidad de operación y la continua función del tanque.

 

Posición Zapata Ilustrada